viernes, 31 de enero de 2014

El asunto gallinas

El asunto gallinas es un tema delicado en esta casa. Todavía estamos llorando la muerte de nuestras hermosas gallinas a finales del verano pasado. He aquí la historia:

El primer proyecto que pusimos en marcha al llegar al Herrén fue el de las gallinas. Queríamos aprovechar que ya había un gallinero en marcha que el anterior propietario había utilizado hasta el último momento. Pensábamos que el hecho de que él hubiera tenido gallinas hasta ese mismo momento quería decir que no teníamos que hacer nada, que el gallinero ya estaba a prueba de depredadores.

Lo que no sabíamos es que por muy bien protegido que esté un gallinero, hay ciertos depredadores que son muy difíciles de evitar. Todo el mundo pierde una gallina de vez en cuando, incluso la gente más experta, con gallineros increíbles, perros en la finca, presencia constante, etc...

Compramos unas 40 gallinas de raza castellana negra. Son unas gallinas preciosas: negras, con grandes crestas rojo chillón, patas altas y fuertes, la cola respingona y bastante mala uva. Tienen una mancha blanca muy característica en la mejilla. Hay una asociación, Ganeca, que está intentando recuperarlas.

 Imagen tomada de aquí.

Tras leer el libro "The small-scale poulty flock" de Ussery, que recomiendo encarecidamente, decidí utilizar muchos de sus sistemas para criar mis gallinas.

- Cama profunda: Ussery dice que el mejor suelo para un gallinero es la tierra. La cubre con una capa muy gruesa de materia orgánica (que él llama "cama profunda"), de forma que vaya admitiendo las heces de las gallinas. Las gallinas van escarbando y transformando la cama en un compost excelente para el huerto. Ussery recomienda vaciar la cama sólo una vez al año o así, y en ningún caso limpiar totalmente el gallinero, ya que los microorganismos contenidos en la cama madura "vacunan" a los nuevos pollitos contra las enfermedades más comunes de las gallinas y además activan el nuevo compost. También avisa de que la cama debe estar siempre seca y de que si en el gallinero huele a amoníaco, es que se está haciendo algo mal.

Este señor les pone a sus gallinas todas la hojas y recortes de hierba de su jardín.

Como nuestro gallinero viene ya con un suelo de cemento, hice una cama profunda directamente sobre el cemento. No se hará un compost como si fuera de tierra, pero al menos tendré un gallinero limpio y un montón de paja enriquecida con nitrógeno para el huerto.

- Alimentación: Ussery recomienda, claro, pasto, pasto y más pasto para las gallinas. También cria lombrices y larvas para aumentarles la ingesta de proteínas. Los huevos tienen una gran cantidad de proteínas y además las plumas están hechas con proteínas, así que es muy importante que las gallinas coman muchas proteínas. En EE.UU., la gente está criando larvas de mosca soldado negra (Hermetia illucens) para hacer compost y alimentar a sus gallinas. Venden incluso aparatos para criarlas que tienen un "grifo" por el que se recogen las larvas.

 
Mosca soldado negra. Imagen tomada de aquí.

Como no vivimos en el Herrén y tenemos dos hijos que nos necesitan en casa, dejar salir a las gallinas al pasto todos los días no es posible en este momento del proyecto. El gallinero es muy grande y tenía dos corrales adosados, ambos cubiertos de malla por todos los lados y por arriba, con la malla enterrada en los bordes para evitar que los depredadores pudieran escarbar un túnel y colarse.

Decidí dar a las gallinas acceso libre 24h a los corrales y alimentarlas con restos de la cocina, los recortes del Herrén y pienso ecológico, que compraba aquí.

Mi idea genial era que el corral entero fuera el punto de producción de compost del Herrén. De esta forma las gallinas tenían allí alimento y una actividad divertida para ellas, al tiempo que rascando, escarbando y haciendo caca enriquecían cada día más la mezcla e iban formando el compost. El compost atraería todo tipo de microorganismos, lombrices e insectos que a su vez enriquecerían la alimentación de las gallinas.

¿Y esto funciona? Aquí teneis un ejemplo, esta chica tiene en su blog fotos de un montón de paja, serrín y estiercol que le trajeron a su finca:

Agosto de 2011

Y cuatro meses después, tenía esto:

 Diciembre de 2011

De hecho, hay una empresa en Vermont (EE.UU.) que se dedica a producir compost con ayuda de un montón de gallinas, que además, claro, les dan huevos.

Trabajadoras de la Vermont Compost Company, en plena faena. Foto tomada de aquí.

Fue aquí cuando me encontré con mi primer problema. Como las gallinas no tenían acceso al pasto y la cantidad de restos de cocina y restos de poda de la que disponía era limitada, tenía que dejar el pienso disponible para ellas 24h. El problema de esto es que mucho pienso se lo comen los pájaros y los ratones o ratas del entorno. Encontré un sistema bastante curioso inventado por una mujer inglesa que tenía ese mismo problema. Consiste en un aparato que se instala fácilmente en un cubo con tapa. Las gallinas accionan el dispositivo y les cae un chorrito de pienso.

 El aparatito casi no se ve: es la cosita blanca que pican las gallinas. Vídeo cogido de aquí.

Lo encargué y me llegó enseguida. Al principio me alucinó lo sencillo que era y pensé que me habían timado, pero lo probé y funcionaba muy bien. Después me preocupé pensando que mis gallinas no iban a aprender a usarlo, así que seguí las instrucciones con el corazón en un puño. Las gallinas parecían pasar olímpicamente del chisme y yo cada día estaba más preocupada. Pero un día llegué al gallinero y vi que todas estaban usándolo felices. No tengo ni idea de cómo aprendieron, pero aprendieron.

El segundo problema con el queme encontré fue la limpieza del agua del gallinero. Se ensucia muchísimo y sé que beber agua sucia es una de las principales fuentes de enfermedades en las gallinas. Así que encontré esto:

"Biberones" para gallinas. Foto cogida aquí.

Se llaman "biberones" y en España siempre los he visto vendidos por miles, para la gente que tiene miles de gallinas en unos pocos metros cuadrados, encerradas en jaulas que las aplastan y esos horrores que todos conocemos. Mi idea no era eso, sino poner cubos con agua suspendidos en diferentes lugares del gallinero donde las gallinas puedan ir a beber agua limpia al biberón.

Foto tomada de aquí, donde se explica muy bien cómo se montan los biberones en el cubo.

Así que me compré unos 15 en Ebay. Este sistema también funcionó muy bien. Ya tenía a las gallinas felices, bien alimentadas e hidratadas, rascando y enriqueciendo mi incipiente pila de compost.

Un día, para nuestra gran felicidad, una empezó a poner huevos.

Y entonces, una mañana, una de las gallinas apareció muerta. Y otro día otra. Y otro día tres más. Buscamos e indagamos, pero la valla del gallinero estaba intacta, las puertas cerraban bien y no parecía que nadie ni nada hubiera hecho ningún túnel por debajo de la valla.

Cada día encerrábamos más a las gallinas y cada mañana nos encontrábamos unos cuántos cadáveres y a las demás gallinas asustadas, calladas, en estado de shock, incluso a veces heridas, sangrando.

Una noche las encerré a cal y canto en la parte cerrada del gallinero, aislándolas bien del corral.

A la mañana siguiente al acercarme al gallinero me invadió una gran inquietud. No se oía nada. Las gallinas normalmente siempre están hablando suavemente unas con otras o canturreando para sí mismas.

Entré en el gallinero y me las encontré todas muertas.

Me sentí tan mal que me fui y no tuve el valor de volver allí para limpiar el gallinero en unos días.

Indagando, indagando, llegué a la conclusión de que mis gallinas habían sido víctima de la que llaman "la asesina en serie de la naturaleza", la comadreja.

Comadreja. Foto tomada de aquí.


Dice la Wikipedia (énfasis mío):

"Su minúsculo tamaño no le impide capturar presas mayores que ella, como ratas, ratones y topillos, roedores a los que sorprende introduciéndose en sus propias madrigueras en las que cabe gracias a su extremada finura. Los machos, más grandes que las féminas, cazan conejos y liebres. Las aves y, especialmente las que anidan en el suelo, son presas también consumidas con mucha frecuencia. No sólo se conforma con las adultas, sino que saquea y destroza los nidos de los progenitores. Está físicamente muy bien dotada: sabe trepar, correr, escabullirse por pequeños agujeros, nadar e incluso bucear. Esto le permite un diversificado régimen alimentario en el que también se incluyen lagartos, serpientes (incluso las venenosas), ranas y peces. Los insectos le gustan bastante y también come otros invertebrados (crustáceos y moluscos, principalmente)."

Como además es tan pequeña (más o menos como un hurón) y se cuela por cualquier agujerito, podeis imaginaros lo difícil que es protejer el gallinero de las comadrejas.

En mi gallinero se colaba por los rombitos de la propia malla. Ya podía yo poner más y más malla, para la comadreja mi gallinero estaba completamente abierto.

 Por rombitos como éstos se me colaba la comadreja.

Ahora me doy cuenta de que encerrar a las gallinas fue un error. Mis gallinas eran ágiles, fuertes y bravas. Si me hubiera dado cuenta de que la comadreja se metía fácilmente en el gallinero y las hubiera dejado fuera toda la noche, o al menos les hubiera dejado abierta la puerta del gallinero, se hubieran podido escapar y encontra refugio en algún árbol o en el tejado del gallinero.

Voy a volver a tener gallinas, pero esta vez voy a rodear el gallinero con una malla de rombo super pequeña. Y si alguna vez se me vuelve a colar algo y me mata una gallina, las dejaré libres hasta que resuelva el problema.

Ya os contaré.





miércoles, 22 de enero de 2014

Progreso en la cocina

Desde septiembre hemos concentrado todos nuestros esfuerzos en la cocina. No me refiero a la pequeña cocina de la cabaña, que cosiste solamente en una encimera, un fregadero, unos cuantos armarios y un hornillo de gas de esos para ir de camping. Me refiero a la COCINA con mayúsculas, al lugar donde haremos el pan y los quesos.

El lugar elegido para ponerla es una de las naves, la de la de izquierda.

Las naves a día de hoy. A la izquierda, la cocina. A la derecha, el pajar.

La nave nos gustó desde el principio porque tenía varias cosas que ya teníamos pensadas en el diseño de la cocina:

- un suelo alicatado y en pendiente hacia la puerta. Para facilitar la limpieza, que es crucial para los quesos.

La cocina antes de la reforma. No se aprecia bien en la foto, pero el suelo está inclinado hacia la puerta.

- una zona al fondo separada por una puerta. Para hacer una zona de secado y maduración del queso. Esta zona tenía luz procedente de una claraboya en el techo que no se podía abrir.

La zona interior antes de la reforma.
La puerta da a la zona exterior, donde está el portón de salida de la nave.

Lo primero que hicimos fue colocar un termómetro que registra las máximas y las mínimas de temperatura y humedad.
Termómetro artísticamente colgado de una viga de la parte interna de la nave.

Aparatos de estos pusimos en varios sitios: el váter, la cabaña y las dos naves. O sea, todas las estructuras que había en el Herrén cuando llegamos, exceptuando el gallinero y el invernadero. Lo que buscábamos era saber qué sitio tenía las menores variaciones de temperatura y la máxima humedad ambiente. Durante meses nos dedicamos a registrar datos.

Encontramos que el lugar con la mayor húmedad y la temperatura y humedad más constantes era esta nave. Algunos ejemplos de registros:

- un día de marzo: máx 15 ºC, mín 2 ºC, humedad aprox. 78%
- un día de mayo: máx 25 ºC, mín 4 ºC, humedad aprox. 67%
- un día de verano: máx 27 ºC, mín 15 ºC, humedad aprox. 50%

Las temperaturas mínimas corresponden a la noche y las máximas al día. Aunque era el lugar del Herrén con las temperaturas más constantes, las diferencias siguen siendo demasiado grandes para los quesos, así que empezamos a buscar formas de suavizarlas.

Cuando nos encontramos con un problema de este tipo siempre intentamos solucionarlo con sistemas que cumplan los siguientes requisitos:

- que sean sencillos, fáciles de entender, construir, mantener y arreglar sin necesidad de formación especial
- que sean pasivos, es decir, que no consuman energía humana/artificial
- que no precisen mantenimiento
- que sean baratos de construir

Por ejemplo, una posible solución al problema sería instalar una cámara de maduración de quesos en la nave, pero este sistema es totalmente lo contrario de lo que buscamos. Por eso, empezamos a ver qué otras soluciones podíamos encontrar.

Y lo que se nos ocurrió fue instalar un falso techo. El falso techo:

- bloquea la entrada de luz y calor por la claraboya. Así se reduce la temperatura de la parte interna de la nave durante el día y se le da a los quesos la oscuridad que necesitan para madurar.
- crea una cámara de aire que se calienta con la luz y el calor que entra por la claraboya y aisla al interior del frío.

El problema del falso techo es que el efecto de conservación del calor de la cámara de aire es perjudicial en verano, así que decidimos hacerle una entrada y una salida de aire para poder crear un circuito de aire en verano. Esto lo vivimos de primera mano cuando estuvimos en Marruecos. Alquilamos un piso en un edificio que tenía cámaras de aire abiertas al exterior entre los pisos. El resultado era una corriente constante de aire que refrescaba las zonas habitables.

En inverno sólo tenemos que cerrar la entrada y la salida para que el falso techo funcione como una cámara de aire. En verano, al abrir la entrada y la salida, la corriente de aire refresca la parte interior de la nave. O eso esperamos...

Como, además, los quesos necesitan una ligera corriente de aire para madurar adecuadamente, instalamos un sistema similar en la parte interna de la nave. Una de las aperturas está en la parte superior de la pared, para que salga por ella el aire caliente (que tiende a subir) y la otra en la parte inferior, para que entre el aire frío del exterior. Cuando las temperaturas externas son superiores a las internas, el flujo se invierte, pero siempre habrá una corriente de aire en la zona de maduración de los quesos.

El problema de este sistema es obvio: si hay una corriente de aire en la zona de maduración de los quesos, no estamos aislándola del exterior, sino comunicándola. El efecto de la cámara de aire se anula. ¿O no?

No puedo hablar sobre la física del asunto, pero la verdad es que desde que hemos hecho el falso techo las temperaturas son mucho más estables, a pesar de las aperturas. Estamos logrando ahora mismo temperaturas máximas de 10 y mínimas de 4 (todavía no hemos tapado las aperturas de la cámara de aire, así que esperamos que el resultado sea mejor cuando lo hagamos). Cuando hicimos la instalación pasamos de tener 15-27 a tener 10-17.  Ahora lo que nos falta es la experiencia que da el uso, con el tiempo iremos viendo si funciona o no.

Esquema del falso techo y las aperturas de circulación de aire de la zona de maduración de quesos.

Al tiempo que íbamos elucubrando y trabajando en la zona de maduración de quesos, mi querida esposa estuvo estudiando la organización de la cocina propiamente dicha. Y llegó a esto:

Organización de la cocina. Si haces clic en la imagen, la verás más grande.

El vestíbulo es para aislar la cocina y que no se manche tanto.


 El vestíbulo durante la reforma. El hueco de la izquierda ya tiene puerta.

La cocina y el horno de pan son de gas butano. La salida del fregadero recupera las aguas grises para regar.

 El fregadero y la cocina a día de hoy.

Al lado de la puerta hay un desagüe. El suelo de la cocina está inclinado hacia él, así que al limpiar, el agua gris que se genere saldrá por este desagüe y se usará para regar.

 El desagüe. Para que no entre mucho frío, está tapado por una rejilla, pero se puede quitar, deslizándolo hacia arriba cuando se friegue.

La zona de maduración de quesos es enorme, mucho más grande de lo necesario, pero queríamos aprovechar el tabique que ya existía. Si conseguimos mantener unas buenas condiciones de temperatura y humedad, será una zona perfecta para guardar los excedentes del huerto en vistas al invierno.

Con todo planificado, ya sólo quedaba levantar los tabiques, alicatar, pintar, montar la fontanería y la electricidad, instalar la puerta, etc. Lo hizo casi todo mi querida esposa, con alguna ayuda que otra de servidora y de una amiga que se vino un día a aportar músculo (¡¡Gracias Fran!!).

A día de hoy, la cocina está montada y tiene electricidad. Falta:

- clavar la pica de la tierra del sistema eléctrico. En esa zona hay tanta piedra que no lo conseguimos.
- que llegue el horno (ya está encargado)
- instalar el agua, ¿Recordais que dije aquí que era cosa de un par de día a no ser que surgiera algún imprevisto? Bueno, pues adivinad... sí... ha surgido un imprevisto.
- conseguir una nevera (si a alguien le sobra una, nosotras la vamos a buscar en nuestra fogoneta)

Esperamos poder resolver los últimos detalles lo antes posible y empezar a utilizar la cocina pronto.








martes, 14 de enero de 2014

Ya tenemos una participante para el curso


Ya se ha apuntado una chica al curso de permacultura que celebramos en el Herrén este próximo mes de mayo (sí, es la chica del cartel de arriba, me pregunto cómo conseguirá tener el pelo tan mono después de todo un día de duro trabajo en el campo).

Como sabemos que las cosas no están para tirar cohetes, estamos intentando hacer que sea lo más accesible posible para todos los bolsillos. Así que, si te apuntas a este curso, por 50 € tendrás:

- Dos días de maravillosa introducción *teórica* a la permacultura a manos de Sergi Caballero, en un maravilloso anfiteatro rural improvisado con balas de paja.

- Una maravillosa oportunidad de poner en *práctica* la permacultura, guiado por Sergi Caballero, que te permitirá mancharte las manos con la maravillosa tierra del Herrén.

- Una maravillosa comida vegetariana *gratis* al día durante los dos días que dura el curso. Mi mujer, que es cocinera profesional, elaborará la comida y del pan (maravillosos ambos) con ingredientes ecológicos y locales (en la medida en que sea posible).

- Alojamiento maravilloso: Si tienes dinero, puedes coger una habitación en algún hotel rural. Si no tienes dinero, pero tienes furgoneta o coche grande, podrás aparcar en el Herrén y dormir en tu vehículo. Si no tienes coche ni dinero para alojamiento, yo personalmente removeré Roma con Santiago para conseguir que alguna familia de la zona te ofrezca cama y desayuno gratis esos dos días.

Zarzalejo es un pueblo en transición que tiene su CSA, su coro, sus encuentros y su buena prensa. Está en la Sierra Oeste de Madrid, colgado de una montaña llamada la Machota. Hay unos paseos preciosos por la zona y el Monasterio de El Escorial está muy cerquita, por si a alguien le apetece casarse o asistir a una homilía (nunca se sabe cuando le va a entrar a uno la necesidad imperiosa de asistir a una homilía).

El Herrén del Cerrado está en el valle que cae de esas montañas, en una zona llamada Dehesa de Fuentelámpara. Es una finca de 1,3 hectáreas rodeada de rocas y pastos verdes por los que pasean rebaños de vacas. En una de las zarzamoras que linda con el camino vive un petirrojo. Una pareja de perdices han hecho su nido entre unas rocas. De los jabalíes sólo he visto las marchas de su constante escabar para buscar raíces, pero un día me crucé con un zorro. Y eso por  no hablar de la comadreja y aves diversas que se comen cuanta fruta madura en esta tierra...

¡Apúntate al curso de permacultura! ¡Conocimiento! ¡Manos manchadas de tierra! ¡Comida gratis!

¿Qué más se puede pedir?

domingo, 5 de enero de 2014

Objetivos para 2014

En realidad odio la fiesta de año viejo/año nuevo. Para mí, el año empieza en otoño. Ya desde pequeña me parecía que era el inicio natural del ciclo anual. Luego supe que algunas culturas consideraban noviembre como el primer mes del año. Me parece lógico. El invierno me parece más como un periodo de calma y recogimiento, poco propicio para iniciar nada.

Sin embargo, como hoy en día nuestra vida está gobernada por el calendario, el cambio de fecha se impone como una ruptura y un nuevo comienzo, así que aquí van nuestros objetivos para el Herrén en 2014:

Cocina:
- Terminar la electricidad (hay que tirar los cables, poner un enchufe nuevo y dar la tierra de la instalación).
- Terminar la fontanería (está bastante avanzada y si no nos encontramos con ningún imprevisto debería ser cosa de un par de días. Pero claro, *seguro* que hay algún imprevisto...).
- Instalar un sistema de agua caliente que aproveche la luz del sol. Algo así.
- Conseguir un horno de pan de gas butano (en curso).
- Iniciar la producción de pan y queso.

 Éste es el pan ecológico artesano que hace mi querida esposa.

Cabaña:
- Traer todas las tejas que nos han regalado al Herrén (¡¡Gracias Moncho y Mimi!!).
- Tejar el tejado: tenemos la idea de organizar un taller de teja romana para que el profesor nos enseñe y que los participantes nos echen una mano.
- Instalar la estufa que nos regaló Tere (¡¡Gracias, Tere!!)

Hay mucho más que hacer en la cabaña, pero si conseguimos hacer estas tres cosas este año me daré con un canto en los dientes.

 La cabaña vista desde el oeste. El emparrado tiene dos parras.

Gallinero:
- Colocar una malla fina sobre la malla existente y asegurarnos de que no hay ninguna forma de entrar en el gallinero.
- Limpiar e instalar los comederos y bebederos, sustituyendo los que rompió la tormenta este otoño.
- Comprar gallinas.
El gallinero.

 Agua:
- Diseñar un sistema de recuperación de agua de lluvia del tejado de las naves, como piloto para después hacerlo en todas las demás estructuras del Herrén.
- ¡¡Permacultura!! (ver abajo)

Invernadero:
- Dibujar bancales y cerrarlos con la madera sobrante que hay en el Herrén.
- Terminar la zanja de vermicultura (cavar y hacer cubierta).
- Conseguir algún bar de la zona que nos guarde restos de comida para las lombrices.
- Comprar lombrices.


 Algún día habrá que cambiar ese plástico...

Huerto:
- Plantar los bulbitos de cebolla que aparecieron espontáneamente el año pasado. Tengo que reservarles una zona, porque son cebollas vivíparas (Allium ×proliferum) que se resiembran solas y no creo que eso sea compatible con mi método de acolchado lasaña.
- Hacer algo con las plantas de patata voluntarias del huerto. Quizás algo así para facilitar la cosecha y proteger las plantas del frío.
- Plantar los dos bancales existentes: guisantes, calabacines y tomates.
- Pensar en plantar calabazas en la zona extraña de estiercol apestoso para empezar a depurar esa zona.

 El acolchado lasaña. Imagen tomada aquí.

Frutales:
- Transplantar una de las parras del emparrado oeste de la cabaña al gallinero para que de sombra y alimento a las gallinas, y que las hojas caigan directamente al montón de compost en otoño. Habrá que ver si el gallinero está terminado a tiempo para poder hacer el transplante, si no, el año que viene.
- Plantar un nectarino aquí.

Quería plantar castaños este año, pero he decidido esperar a tener un diseño permacultor del Herrén antes de volverme loca con la pala.

Diseño general:
- Curso de Permacultura en mayo 2014.


Apúntate aquí.


Parece mucho y lo es, pero en realidad no es nada comparado con todo lo que se queda en el tintero.