lunes, 30 de marzo de 2015

Habemus topos

Pues sí, señores, han aparecido unos montocitos de tierra por ciertas partes del Herrén.

Sospechamos que son topos.

Photo: Mike E Talbot, CC-BY-SA
Foto tomada de aquí.

Lo primero que pensé al verlos fue: "Pero, ¿tanto ha mejorado el suelo?" Y luego hice una búsqueda rápida en Google y, sí, la presencia de topos se puede considerar una señal de que ha aumentado la población de lombrices en el suelo (véase, por ejemplo, en vínculo de la foto).

Estoy feliz como una lombriz (en una tierra sin topos, claro).

viernes, 27 de marzo de 2015

Mitos y realidades sobre los permacultores


Lo que los permacultores  creemos que hacemos:




Lo que nuestros amigos creen que hacemos:


Lo que la sociedad cree que hacemos:


Lo que hacemos en realidad:

¡¡Qué divertido!! Apúntate a nuestro curso de introducción a la permacultura y distingue el mito de la realidad.

miércoles, 25 de marzo de 2015

La tirita que le hemos puesto al tejado del pajar

Hace poco parte del tejado del pajar voló con el viento. El tejado está formado por dos planchas metálicas que tienen lana de vidrio entre ellas. Como el canto del sandwich no está cerrado, el viento se mete por ahí, entre la lana de vidrio y hace presión sobre la plancha superior. La plancha superior es la plancha que se levantó el otro día. 

Lo que más nos preocupan son las placas solares.

Otro problema de que el canto no esté cerrado es que se meten animales a anidar y los pájaros cogen la lana de vidrio para hacer sus nidos. Un asco, vaya.

Después del temporal del otro día, las placas de metal que se habían caído estaban torcidas y no se podían volver a poner.

Entre la fuerza del viento y la caída, las placas acabaron muy mal.

Como éste es el tejado donde tenemos las placas solares, nos preocupa que el viento levante el resto de la plancha y rompa el soporte de las placas. Pero tampoco tenemos ahora el dinero para arreglar el tejado entero, así que Karine se subió al tejado y se dedicó a poner sujeciones a lo largo de la plancha superior que queda.


Antes recortó todo lo que sobresalía.

Un buen montón de sujeciones más tarde, colocamos unas piedras de tamaño respetable en un par de puntos estratégicos, por si las moscas.

Lo que nos costó subirlas...

La sujeción de las placas solares queda bastante bien. Esperamos que aguante el viento.




A partir de ahora habrá que subir de vez en cuando para comprobar que lo que queda de parte superior está bien sujeto.


Y cuando haya dinero, habrá que cambiar el tejado por uno más estable y ecológico.

lunes, 23 de marzo de 2015

Renovación de los acolchados

Ay, este viento que nos vuelve loquitas. Se está llevando por delante hasta los acolchados, que están a ras de tierra y, por lo tanto, no deberían sufrir tanto viento.

Así que ha tocado renovar


Y renovar


Y colocar unas estaquitas a ver si el viento se da por enterado.




viernes, 20 de marzo de 2015

Lo que para algunos es basura

Para nosotras es un seto.

El otro día encontramos en la basura un montón de arbustos arrancados de raíz y, ni cortas ni perezosas, los plantamos.

¿A que quedan bien?

Esperemos que agarren.

miércoles, 18 de marzo de 2015

El asunto vaca muerta

El principio de la permacultura que más me gusta es "observa e interactua". Quizás sea porque es lo más parecido a jugar que puede hacer una mujer adulta sin que la miren (demasiado) raro.

Este verano se murió una de las vacas del vecino en una zona del Herrén que no está vallada y se funde con los campos de la finca de al lado. Por algún motivo misterioso, el vecino la cubrió con ramas secas, dándome la oportunidad de oro de cotillear y meter la mano donde no me llaman observar e interactuar.

El asunto vaca muerta tal y como está ahora.

Interesante cráneo.

Lo más interesante del asunto vaca muerta, en mi opinión es constatar, una vez más, que por aquí en verano las cosas muertas no se pudren sino que se momifican. Admirar el cuero natural que ha hecho aquí la Madre Naturaleza.

Cuero natural.

Zoom en el cuero natural.

También son muy interesantes los huesos varios, a los que pronto daré usos varios en el Herrén.

Mandíbula.

Vértebras.

El cráneo visto desde abajo.

Interesantes muelas.


martes, 17 de marzo de 2015

Los aloes van mal

Los aloes han sufrido mucho con el frío este invierno, frío que no tiene pinta de ir a menos por el momento. Sí es verdad que está haciendo bueno durante el día, pero seguimos teniendo temperaturas bajo cero por la noche.



Aloe medio muerto, a pesar de la pizarra colocada a su norte.

A principios de febrero le puse una protección especial a uno de los aloes y me alegra poder decir que le va mejor que a los otros.

Ventana protectora.

El aloe tras la ventana.

El aloe de la ventana, demostrando que está vivo.

En esa misma jardinerita hay otras plantas que sí están bien:

La acelga espontánea.


La yuca.

sábado, 14 de marzo de 2015

La poza rebosa

Este invierno no ha llovido ni nevado bastante y me preocupa el tema agua en vistas al verano. A no ser que la limpieza del manantial haya supuesto un cambio radical en el volumen que mana en verano, este año tendremos problemas con el agua.

Aún así, la poza está rebosando, acontecimiento que me consta estábamos todos esperando en vilo.

Miradla, ¿no es preciosa?

A Potter también le gusta.

Riachuelillo de agua que una pisa al acercarse a la poza.

¡¡Ajá, por aquí resopla!! 

¿He dicho ya alguna vez que me encanta esta poza?

jueves, 12 de marzo de 2015

Florece el nectarinero Big Top

El Big Top ha florecido a principios de marzo, con un mes de adelanto respecto al año pasado. Lo planté por esas fechas y venía sin flores pero floreció muy poco después.

Creo el lugar privilegiado donde está ha hecho que florezca antes y espero que eso repercuta en una mejor maduración de los frutos, que el año pasado no llegaron a madurar.




miércoles, 11 de marzo de 2015

Las primeras flores

A  pesar de que por las noches todavía tenemos temperaturas bajo cero, los almendros han decidido que ya es primavera.







La belleza de estas flores me deja sin aliento.

Y luego tenemos al rezagado, que ha decidido dormir sólo 10 minutos más, por favor, mamá.

Tranquilo, chico, que no hay prisa.

lunes, 9 de marzo de 2015

Ruge, Mistral...

...vuélvenos locos de atar. Y con tu antiguo furor, llévate a aquel que ose hablar.

El tejado del pajar ha debido estar especialmente charlatán este año, porque el viento se lo ha llevado de cuajo.

El tejado está hecho de dos placas metálicas, con lana de roca entre ellas.
El viento ha arrancado de cuajo la superior de la zona de la derecha (placa verde).

Seguimos teniendo tejado, pero ¿hasta cuándo? 

 Parece que lo abrió con uno de esos abrelatas antiguos.

Menos mal que la cosa no fue a más, porque a sólo un metro o así a la izquierda, tenemos las placas solares.

 Si se rompieran las placas sería una tragedia.

La intrépida Karine se subió al tejado a afianzar las placas que quedaban y recortar la lana de roca.

 Escalera gigante, qué gran compra has resultado ser.

También hubo que ocuparse de los restos de tejado que el viento había diseminado por todas partes. Consejo a los que vayan a construir algo en su finca: no uséis ningún material que os vaya a contaminar la finca en caso de que el viento lo destroce en miles de trocitos y lo cuelgue con gran creatividad por las zarzas.

Odio la lana de roca.

Además de la lana de roca, el viento tiró todo lo que encontró en el tejado:

 Avisperos.

 Placas enormes de metal (ésta estaba en la finca del vecino). 

Amontonamos todo temporalmente en el pajar.


 Esta placa casi no cabía, aunque la colocamos en diagonal.

 ¿He dicho ya que odio la lana de roca?

Luego tocó quitar trocitos de lana de roca. Tuve que usar guantes porque la lana de roca pica. Odio trabajar con guantes, pero odio todavía más la lana de roca.







 Es emocionante verme en acción, ¿verdad?

Otra víctima del viento fue la caseta de los patos, que ya estaba para el arrastre y en esta ocasión ha acabado arrastrada


 Qué majo el viento, ayudándonos a tirar la caseta.

 Más placa tejadil.

Se impone un buen cortavientos.