viernes, 29 de mayo de 2015

Allium decorativo y el nogal

Seguimos sin cámara, pero tengo un montón de fotos del Herrén que todavía no habéis visto. El alium decorativo floreció hace como un mes en torno al nogal, destacando incluso entre el mar de hierba que es el Herrén por estas fechas.




El nogal está precioso. Ha crecido bastante desde la última vez que lo vimos, en otoño. Creo que está disfrutando del estiércol que le puse a principios de la primavera, como hice con los demás árboles.


Mayo 2015

Octubre 2014

Qué ganas tengo de ver el Herrén maduro, lleno de árboles grandes, con sombra y protegido del viento. 

miércoles, 27 de mayo de 2015

Fogoneta DEP

Bueno, pues se ha muerto nuestra querida fogoneta.

Lamento mucho no haberle hecho una buena foto en vida y ahora es demasiado tarde, porque *se nos ha roto la cámara de fotos*.

Suspiro.

Sin fogoneta para ir al Herrén cuando me venga bien y sin cámara de fotos para ir documentando lo que hacemos, no sé muy bien qué va a ser de este blog.

Seguiremos informando.

lunes, 25 de mayo de 2015

La hierba nos come

Como todos los años por estas fechas, la hierba nos come. La diferencia principal es que este año están apareciendo otras especies, algunas bianuales, aparte de las omnipresentes gramíneas. Esperemos que eso signifique que la sucesión está en marcha y que en algunos años las gramíneas sean sólo un vago recuerdo del pasado.



domingo, 24 de mayo de 2015

Ayuda par identificar esta planta *identificada como salsifí común*

Esta pequeña silvestre ha sido observada en mayo de 2015 en la zona 1 del Herrén. ¿Alguien sabe lo que es?








Actualización:
Los chicos del foro de identificación de especies vegetales de Infojardín nunca decepcionan. La han identificado como Tragopon porrifolius, también llamada salsifí común, barba de cabra o barbón. Como suele pasar, la entrada en inglés de la Wikipedia tiene más información que la que está en castellano (¿porqué???).

Es una bianual (la sucesión está en marcha!!!) nativa de las regiones mediterráneas, que se cultiva desde el siglo XVI como alimento. No es igual a lo que normalmente se llama salsifí, que es S. hispanica. Al parecer la raíz sabe a ostras y los brotes se pueden comer como espárragos. Las flores también son comestibles y las semillas se comen germinadas como brotes. Además, tiene un látex con el que se puede hacer chicle. Dioscórides la menciona como medicinal para el hígado y la vesícula. La raíz es diurética.

El "habita en lugares herbosos y junto a la carretera" me hace pensar que una planta de estadios intermedios de la sucesión.

A parte de eso, es muy bonita. A ver si consigo que se sienta a gusto en el Herrén y se quede.

*Ah* y como los de Infojardín son así de espléndidos, me dieron dos por uno y me identificaron también la gramínea que se ve en la foto. Es Hordeum murinum.

jueves, 21 de mayo de 2015

Frío, muerte y destrucción

Bueno, puede que me haya puesto un poco dramática con el título, pero, creedme, así me sentí cuando, después de tres días sin poder ir al Herrén, esta mañana llegué con el inocente propósito de regar la huerta y me encontré *todas las plantas quemadas por el hielo*. Bueno, todas menos las lechugas.

Luego le pregunté al vecino, que me dijo que en la noche del 18 al 19 de mayo cayó una helada "que dejó un grosor de hielo así (imaginaros al vecino indicando el grosor con el pulgar y el índice) en los coches". Y, añado yo, en mi huerto.

No por nada los viejos del lugar dicen que por aquí no se planta hasta Sta. Quiteria, que es *mañana*.

Sta. Quiteria (imagen tomada de aquí).
Qué maja. Si no me equivoco, la palma
que lleva en la mano indica que fue mártir.

Pues, nada, eso me pasa por pasarme de lista y plantar demasiado pronto, por mucho calor que pareciera que hacía ya, que viene Sta. Quiteria y me manda una helada para ver si escarmiento.

Nota: no hay fotos del huerto porque no me llevé la cámara, pero en cuanto las tenga, las colocaré en el blog.

miércoles, 20 de mayo de 2015

Curso de apicultura

Este fin de semana hice un curso de introducción a la apicultura en el Taller de las tradiciones. El Taller de las tradiciones es una escuela de oficios y habilidades que se están perdiendo. Está en Valdemanco (Madrid) y ofrece cursos de cestería, embutido y mil cosas más. Mi estimada esposa aprendió a hacer queso allí. El taller lo llevan Juan y su mujer, que son majísimos, y los cursos los dan profesionales de cada cosa. El curso de apicultura lo dio Jose, un apicultor de la zona e incluyó un librito de apuntes muy completo y la comida del sábado y el domingo.


Aquí servidora unos cientos de amigas.

Para mi hacer este curso ha sido un reto porque tengo fobia a las abejas y a las avispas desde niña. Se lo comenté a Juan y él me ofreció hacer una visita de prueba al colmenar antes de apuntarme al curso. Es sintomático de lo buena persona que es el que me dedicara una mañana, acompañándome al colmenar sin ninguna garantía de que no me fuera a dar un ataque o de que me fuera a apuntar o no al curso luego.

Me sentí muy cómoda con las abejas tanto en la visita previa como durante el curso, aunque hubo momentos en que me agobié pero creo que le pasa a todo el mundo. El peor momento fue cuando se me coló una abeja en la máscara. Conseguí matarla rápidamente y no me picó pero lo pasé francamente mal.

Quiero hacer alguna práctica este verano con los apicultores de mi zona y quizás dentro de unos añitos pongamos una colmena o dos en el Herrén.

lunes, 18 de mayo de 2015

Un huertecito

¿Qué hace falta para transformar esto...


...en esto?

Trabajo, queridos amigos, trabajo, que como sabéis, es mi peor enemigo. Pero qué gusto ver los bancales tan ordenaditos y listos para darnos de comer este verano.

Como seguimos preparando el terreno para el huerto permanente, sólo vamos a poner estos dos bancales de huerto. Son los dos bancales con los que el año pasado experimentamos a ver hasta qué punto se pueden mantener las plantas sin regar en verano.

Un regalo del huerto del año pasado son estos plantones de calabacín, que salieron espontáneamente en un lugar donde yo había dejado un calabacín algo pocho a finales del verano pasado.



Otra novedad es que este año he decidido poner riego en el huerto. Y para ello, utilicé unos tubos de microaspersión que me encontré en la basura.

 Estaban algo enmarañados.

Lo primero que hice fue conectar el tubo al grifo y ver si la cosa funcionada.

Funciona.

 Armada con mi caja de recambios, me dispuse a colocar el tubo y ver hasta dónde llegaba.

 Caja "riego". Madre, cuánta organización.

Y, tacháaaaan, resulta que el tubo que encontré en la basura tiene *el tamaño exacto* de mis bancales. Hay que ver qué suerte tengo.

 Entra por la esquina inferior derecha del bancal de la derecha
y acaba en la parte inferior del bancal de la izquierda.

 Por arriba pasa por fuera de los bancales y puede que aproveche para poner un microaspersor en alguno de los árboles que plantamos en otoño.


Los microaspersores venían colocados directamente en el tubo pero, claro, no coinciden con mis plantas ni están bien orientados: algunos apuntan hacia abajo, otros hacia arriba, etc.


 El rollo de la basura incluía otro tubo que no tenía microaspersores, pero sí las piezas necesarias para colocar tubitos más pequeños con los que poner los microaspersores donde queremos.



 Piezas recuperadas en el tubo sobrante.

Coloqué un par de tubos con microaspersores para ver si me valían los mismos agujeros en que estaban los microaspersores y, sí, me valen.


Ahora tengo que comprar las piezas en cuestión y colocar tubitos por todas partes para que el agua llegue directamente a las plantas. Después acolcharé y, hala, a esperar que crezcan los tomates.

jueves, 14 de mayo de 2015

Embriagador

Un "olor embriagador" es una frase hecha de la que abusan los malos novelistas y, como con todas las frases hechas, su significado verdadero se ha perdido en la banalidad de su uso y abuso.

Pero si hubierais estado conmigo en el Herrén ayer y os hubiera envuelto, como me envolvió a mi, el perfume de las acacias en flor, sabríais, no con vuestra mente, sino con vuestro cuerpo, lo que realmente significa "un olor embriagador".




Nunca en estos tres años las acacias han florecido tanto, en cantidad y calidad. Nunca hasta ahora las había sentido tan presentes y hermosas.

martes, 12 de mayo de 2015

Sobresaliente

Al final del curso de permacultura, le pasamos una encuesta de satisfacción a los participantes para saber qué cosas les gustaron y en qué cosas tenemos que mejorar. En la encuesta pedimos que nos dieran una nota y que contestaran brevemente a una serie de preguntas.

El resultado de las notas numéricas es éste:

Si hacéis clic en la tabla, la veréis más grande.

Como veis, la mejor nota la tuvo mi querida esposa (que se ocupó de la comida). Pero no pasa nada, ya estoy acostumbrada a que me supere en todo.

La peor nota la tuvo el ritmo del curso. En los comentarios, la gente dijo que le hubiera gustado conocer los horarios del curso de antemano y que hubieran preferido que la parte teórica estuviera más interrumpida por ejercicios prácticos.

También me sorprendió que a la mayoría de los participantes les hubiera gustado trabajar más en el Herrén. Uno me dijo que quería contribuir al proyecto haciendo algo que perdurara. La verdad es que siempre hay mil cosas que hacer en el Herrén, pero no quería mandarles trabajos no cualificados y que sintieran que habían venido al curso a proveerme con mano de obra gratis. Pero el cliente es rey y el tercer principio ético de la permacultura es compartir, así que a partir de ahora compartiré más las tareas del Herrén: acarrear estiércol. mover piedras, segar prados, etc.

En cuanto a mi presentación, conseguí casi un 9, lo cual me llena de orgullo. Y como la satisfacción general llegó al 9, me doy un sobresaliente y me quedo tan pancha.

lunes, 11 de mayo de 2015

Pimpinela mayor

También llamada Sarguisorba officinalis, esta planta ha sido avistada en abril de 2015 en la zona 5 del Herrén.

He encontrado varios pies, todos entre las piedras.

 Inflorescencia.

Detalle de la hoja.

Es muy característica.

Es una planta medicinal, pero como está en la zona 5, ¡aaaah! ¡se siente!

jueves, 7 de mayo de 2015

A comprar plantel toca

¿Conocéis La Troje? Es una gente que se dedica a recuperar variedades antiguas de la Comunidad de Madrid. Tienen semilla de hortalizas, aromáticas y flores, y además árboles frutales.

El sábado estarán en el Mercado de la tierra de Majadahonda y aprovecharé para comprar plantel porque con los preparativos del curso de permacultura, tengo el huerto muy abandonado.

lunes, 4 de mayo de 2015

El curso de permacultura

Han sido tres días intensísimos en el Herrén y, como por milagro, (casi) no ha llovido.

¡¡Foto de grupo!!

Todavía no me he recuperado y me es difícil englobar todo lo que pasó y se dijo. Ha sido una experiencia preciosa.

Tempranito, cuando (casi) todo el mundo dormía.

En los últimos días antes del curso, cinco personas que estaban apuntadas tuvieron que darse de baja por diferentes motivos más o menos catastróficos. Eso significó que nos quedamos en petit comité, ocho participantes y servidora.

Aquí, cavando.

Resultó que cinco de esos ocho participantes *eran biólogos* en diferentes fases de sus estudios: desde el último año de carrera hasta la tesis doctoral. Yo soy bióloga, pero de cosillas de tamaño inferior a la célula, y os puedo asegurar que impone bastante hablar ante un público tan sofisticado.

El porche oeste era la zona "chill out".

El resultado fue que sus comentarios y preguntas enriquecieron el curso muchísimo, amén de las sesiones informales de botánica por los campos del Herrén y alrededores (en un momento dado hubo una desbandada general y unas se fueron a trepar rocas mientras otros explorábamos restos del frente de Madrid en la finca vecina y un tercer grupo dormía la siesta). Las sesiones informales de botánica las dirigieron los participantes, por supuesto. Yo de botánica sé bastante poco.

"Es un fulánido colomboide." "No, a mi me parece un zitúnico del orden de los trocólidos."

Mi hija se quedó uno de los días y disfrutó como una enana, a pesar de seguir pensando que la permacultura "es un rollo que chifla a los mayores y sirve para fastidiar a los niños".

Algún día, las jugadoras de unihockey dominarán el mundo.

Comimos, bebimos (ellos agua, yo vino... ya os podéis imaginar cómo terminó eso...), cantamos, discutimos acaloradamente sobre temas de mayor o menor complejidad y nos reímos muchísimo. El catalán, el gallego y el castellano fluyeron, acompañados por toques de euskera, francés, sueco y hasta un idioma que una de las participantes se había inventado de pequeña.

Momento tribal.

Por las noches, vimos películas en el anfiteatro de balas de paja. Y también hicimos una visualización con un palo de mayo.

Y qué majo quedó.

Y luego estuvieron, por supuesto, las prácticas, que hicimos armados de chismes varios de los que se usan para encontrar líneas de nivel.

Nivel A.

 Carretilla.

 Músculo.

 Nivel de agua.

Se hicieron con el nivel A en tres patadas. 

 Maza.

 Grandes debates filosóficos sobre el método a seguir.

Microbarrera para frenar el agua y evitar la erosión.

Y plantamos árboles.

 Arce de Montpellier.

Almendro.

Y cuando cada mochuelo hubo vuelto a su olivo, mi hija me preguntó "Mamá, ¿volveremos a verlos alguna vez?"


Estoy segura de que sí, cariño. Volveremos a verlos alguna vez.