martes, 30 de junio de 2015

El cortavientos de la zona 1

En noviembre plantamos un montón de árboles. La mayoría eran platón forestal, pequeño y barato, de especies autóctonas.

Luego Maren me regaló un montón de árboles y arbustos que le salen espontáneamente en su jardín (la pobre, qué pena me da esta mujer).

Plantamos los árboles y arbustos para que formaran los futuros cortavientos de la zona 1, el borde camino y el borde norte del prado pequeño.

El primer problema vino en invierno, con el frío seco. Los fuertes vientos mataron a muchos madroños que al ser de hoja perenne son más sensibles al viento invernal.

Después tuvimos una primavera seca y calurosa, que ha matado a muchos de los demás árboles de los cortavientos.

La duda es siempre regar o no regar. Si riegas mejoras la supervivencia, pero las plantas se hacen más dependientes del riego. Hemos decidido que la zona 1 será de riego y acolchada, así que estamos regando las plantas que están en esa zona. Las demás zonas son de secano así que en principio no se debería regar.

Yo creí que al plantar especies autóctonas tendría supervivientes. Y la verdad es que algunos cornucabras están vivos. El otro día hablando con unos chicos que también le dan a esto de la tierra comentamos cómo todos los árboles de bosques maduros están diseñados para crecer en situaciones más o menos sombreadas, en zonas ya forestadas. Los árboles que sí consiguen sobrevivir en situaciones expuestas son los del principio de la sucesión, los llamados "árboles colonizadores".

Entonces recordé que el principio de permacultura dice "*acelera* la sucesión" no "sáltate los primeros pasos de la sucesión". Horror, de nuevo fracaso por no escucharme a mí misma. 

El otoño que viene, plantaré falsa acacia y retama.

Y ahora, las afotos:

Mahonia haciendo el pino, regalo de Maren.

Las mahonias están soportando muy bien el calor y la sequedad. Las regamos, junto con el resto de los árboles y arbustos que se están instalando en la zona 1, dos veces a la semana.


Un arbusto de los de Maren. Quizás durillo (Viburnum tinus)

Serbal de los cazadores.

Creo que esto es una de las Forsithias que planté hace tres años.

Olmo plumilla. Os autorizo a rasgaros las vestiduras.

Frambuesero de Maren.

Sorprendentemente, casi todos los frambueseros que me dio Maren están sobreviviendo.

Un arce de Montpellier rebrotando.

Lluvia de oro plantado grande que lo ha pasado mal.

Cornucabra rebrotando por abajo.

Arce de Montpellier muy vivo.

Lilo que me regaló Irene (¡gracias, Irene!).

Los lilos están fantásticos, a pesar de haber sido arrancados sin miramientos del jardín de Irene, de haber esperado en un cubo abandonados durante semanas, haberse helado hasta el tuétano en dicho cubo y haberse plantado a toda prisa sin ton ni son. Son el tipo de árbol que servidora necesita.



viernes, 26 de junio de 2015

Los aloes

Los aloes han tenido un invierno movidito y no acaban de levantar cabeza este verano. La única planta que va bien en este rinconcito es la yuca, que ha crecido y está hermosa y lozana.

Yuca

El rinconcito, que el año pasado estaba tan bonito, está triste y desolado.

Vaya facha.

Las caléndulas florecieron casi todo el invierno, pero ahora están feuchas y sin flores.

Y como veis ni rastro de los aloes propiamente dichos.

Los aloes sí existen y sí están vivos pero están medio muertos y pequeñajos. He empezado a regar, a ver si la cosa mejora.

La que está fenomenal es la acelga, que hemos dejado florecer con la esperanza de que su progenie invada el Herrén.

La acelga.

miércoles, 24 de junio de 2015

El seto de la piscina

Quizás recordéis que hace unos meses encontramos unas plantas en la basura. Las habían arrancado con raíz y nos las llevamos para plantarlas en el Herrén.

Decidimos ponerlas en la valla, a la altura de la piscina. Y quedaron así.

Qué lindos.

Entonces me dije que si sobrevivían la mitad me daba un canto en los dientes, pero al parecer fui demasiado optimista, porque se han muerto todos menos dos:

Una imagen muy distinta.

Y eso que habían empezado la primavera con buen pie, sacando hoja nueva y poniéndose preciosos. Pero este mes de mayo caluroso y seco no ha perdonado a las plantas con poca raíz.

Uno de los que todavía aguantan.

Los otros están así.

lunes, 22 de junio de 2015

El cerezo va mal

El cerezo empezó muy bien la primavera, pero los calores secos que vinieron luego lo dejaron para el arrastre.

Así está ahora.

Primero se le secó una rama y luego otra. La tercera no tardó en ser pasto de los pulgones. 


Pulgón

La primera tanda de pulgón la lavé a base de chorro de manguera. Fue un momento bastante gracioso: con tanto echar agua y frotar las hojas por el envés, me calé, así que me quité la camiseta y el sujetador porque, total, llevamos tres años en el Herrén y todavía no hemos visto a nadie en los campos de los alrededores. Así que estaba yo en plan topless tan ricamente lavando el cerezo, cuando de pronto *oigo voces*. Dos voces masculinas diferentes y justo al lado de la valla. Miro y, efectivamente, los de las vacas habían decidido pasarse por allí precisamente ese día y en ese momento. Así que con toda tranquilidad y gran dignidad me fui pausadamente hasta la cabaña, donde me puse una camiseta seca y salí a saludar. 


La segunda tanda de pulgón la ataqué con una infusión solar de tanaceto (llevaba yo demasiada prisa para hacer un purín) y funcionó de maravilla en el sentido que pulgón ya no hay, pero francamente, con lo que apestaba no me extraña. De hecho, días más tarde, el cerezo sigue oliendo mal. Espero que eso desanime a las posibles nuevas hordas de pulgones.


Aún así, el cerezo cada día está peor y no creo que sobreviva. Ahora sí, esta brotando de pie. Probablemente será el patrón, que aprovecha la circunstancia. Si tira para arriba quizás lo usemos para injertar una buena variedad de cereza más adelante.


viernes, 19 de junio de 2015

Peras

Bueno, pues el peral va de maravilla. Las peras siguen creciendo, aunque más lentas que al principio y se están poniendo de un colorcito muy majo.



Le han salido unas manchitas que parecen ser algún tipo de hongo, pero son pocas y cobardes, así que por ahora dejo que el peral se defienda sólo.




Cuando maduren no sólo comeremos peras, sino que además podremos saber qué variedad es y plantar un buen polinizador.

jueves, 18 de junio de 2015

¿Y cómo va la parra?

Después de la entrada sobre las flores de la parra y el mensaje dejado en comentarios por una que no se apuntó a la bacanal (no hay que fiarse de la gente que no se apunta a tales cosas), he estado ojo avizor, controlando las flores, no haya a ser el diablo.

Lo que me preocupa son estos días de lluvia, porque el año pasado las flores se me pudrieron por culpa de la lluvia. 

Bueno, pues por ahora la parra va bien, engordando racimitos, aunque algunas flores sí parecen haberse malogrado.

Uvas pequeñas.

Muchos racimos.

Más racimos.

Racimo malogrado.

martes, 16 de junio de 2015

Lirios

Este es el momento en que una se pregunta porqué no habrá plantado el Herrén entero con estas flores maravillosas.




domingo, 14 de junio de 2015

Rama rota

La acacia que tanto ha florecido este año ha sufrido un pequeño percance. Estos días de lluvias el viento le ha roto una de las ramas bajas que tenía.


Foto hecha con tablet.

La rama estaba totalmente caída y desgarrada, así que la talé e irá a engrosar el montón de compost más grande del mundo.


La rama en cuestión.

viernes, 12 de junio de 2015

El nogal está precioso

Hoy he podido ir al Herrén y comprobar si ha estado lloviendo estos días, y puedo decir que sí, que ha llovido y que el campo está feliz.

Una de las cosas que he comprobado, como siempre que llueve, es la pequeña zanja de infiltración que le hice al nogal cuando llegamos. Este año la he llenado de paja, para que quede más bonita, para intentar desanimar a las voluntarias que crecen ahí y para reducir la evaporación. La zanja estaba húmeda y tengo la sensación de que el nogal ha sacado un montón de hojas desde mayo.

En mayo 2015.

 Ahora (junio 2015).

Las fotos están hechas con la tablet de mi hija Rita y la calidad no es tan buena como la de nuestra super cámara reflex, pero es genial tener por fin fotos del Herrén.

También he podido comprobar que el nogal tiene nueces. No muchas, pero algo es algo.

¿Veis la nuez?

miércoles, 10 de junio de 2015

Tanaceto

El tanaceto, Tanacetum vulgare, es una perenne herbácea con un olor muy característico. Su comercialización está prohibida en España, lo me dice que es una excelente planta medicinal y que las farmacéuticas no quieren que lo sepamos.

El tanaceto del Herrén, en abril

Atrae insectos beneficiosos, como las crisopas, mariquitas y avispas que parasitan otros insectos.

En fermento, se utiliza como insecticida y repelente de insectos. También he leído que plantadas junto a las frambuesas facilitan la fructificación. No sé si es verdad, pero voy a probar, por si acaso.

Como medicinal, el tanaceto tiene muchas propiedades: se usa para el dolor de cabeza y las migrañas, y la artritis (estos efectos se han documentado en estudios clínicos). También se usa para los dolores y tensión musculares (incluidos los que causan dolor durante la regla). Dicen que también reduce la presión sanguínea y que tiene un efecto calmante en el sistema digestivo. Tradicionalmente se ha usado contra la fiebre y los parásitos intestinales.

El tanaceto se reproduce por división a finales de invierno o principios de primavera y el mío está tan grande que el año que viene le toca división.


lunes, 8 de junio de 2015

Pequeña obra

La cosa va lenta en el Herrén: sin fogoneta y sin cámara hay poco que contar, salvo que seguimos regando y que nos han vuelto a prometer lluvia (para el miércoles) y esperamos que esta vez sí llueva.

Como no hay que desaprovechar ni un segundo, hemos decidido cerrar el habitación de nuestro hijo Javier con una pequeña pared que deje pasar la luz y la silla de ruedas pero le de más intimidad.

 Tengo una larga historia de amor con las herramientas,
sobre todo las eléctricas, desde mi adolescencia.

 El salón, antes. La cama de Javier está al fondo, oculta por el mueble de los juguetes.

 La estructura básica en pie. Es lo más difícil porque hay que
conseguir ángulos rectos en una casa vieja que no los tiene.

 Esto está chupado.

Y, TA CHÁAAAAAAAAAAAAAAN

 Murete.

Para mi niño guapo.


viernes, 5 de junio de 2015

La parra se sale

Si habéis seguido la historia de nuestra parra, sabréis que estaba ya en el Herrén cuando llegamos y que cubre el porche oeste de la cabaña.

El invierno pasado (2013-2014), tras ver un vídeo en YouTube, la podé. Era la primera vez que podaba una parra en mi vida. El resultado fue espectacular: flores, flores y flores por todas partes. Estaba yo tan contenta, ya relamiéndome con las futuras uvas y pasas, cuando de pronto las flores murieron en masa. 

Qué dura es la vida de la permacultora inocente.

Bueno, pues este año, entre enfermedades y nieves, casi no pude ir al Herrén en la época de poda pero aún así me dio tiempo a podar casi toda.

Y, TA CHÁAAAAAAAAN

 Flores, 

 y más flores, 

y flores por todas partes.

¿Habrá uva este año? ¿Podremos hacer pasas?

Creo que ha llegado el momento de honrar a Baco con una buena bacanal para que propicie nuestra cosecha.

"La juventud de baco", oleo de William Bouquereau (1884)
Foto tomada de aquí.