viernes, 28 de agosto de 2015

Tanaceto en flor

Ha florecido el tanaceto. 

¡Qué bonito es!

Es una de las plantas que mejor se ha dado en el Herrén hasta ahora. Esta primavera lo usé para deshacerme del pulgón que había atacado al cerezo y funcionó muy bien, aunque el cerezo ha muerto.


A finales del invierno dividiré la mata y plantaré lo que pueda cerca de los frambueseros que me dio Maren porque dicen que contribuye a su fructificación y yo estoy a favor de la fructificación de los frambueseros.

miércoles, 26 de agosto de 2015

No va a ser año de almendras

El año pasado tuvimos una cosecha de almendras maravillosa pero este año las almendras se presentan mal.

Los árboles están alicaídos y casi no tienen almendras. Alguna hay, de vez en cuando, triste y sola en su ramita.

Están "puf".


Y encima se las comen los pájaros.


lunes, 24 de agosto de 2015

¿Quién se ha comido mis uvas?

Sospecho que han sido los rabilargos. ¡Ay, de mis fermosas flores! Al menos las que sobrevivieron

Rabito de racimo totalmente pelado.

Y otro.

Y otro más.

Nota mental: embolsar las uvas el año que viene.

jueves, 20 de agosto de 2015

¡Por fin hay higos!

Este es nuestro tercer verano en el Herrén y hasta ahora la higuera no había producido nada. Llegamos a pensar que era boba. Pero un poco de estiércol y un poco de riego hacen milagros y, aunque la higuera no está para echar cohetes, este año dio brevas y ahora ha dado higos.

 Lo que pude rescatar de los pájaros y de mi querida esposa.
El pepino andaba por ahí y se coló en la foto.

Son higos pequeños, de piel fina y clara, casi esféricos, Al abrirlos tienen el centro rosado y ya más a hacia la piel, la miel del higo. Son muy dulces y de sabor agradable.

 Comparación con mi mano.

 La foto es terrible, pero es lo que hay.

El rabito del higo hace un ángulo con el fruto cuando está en la rama porque al madurar la zona del rabito se pone muy blanda y el fruto queda con la cabeza gacha.

 Aunque en la foto apenas se aprecia.

La piel es tan fina que no necesito pelarlos. Normalmente los higos tienen leche en la piel y me irrita mucho los labios, así que tengo que pelarlos. Pero estos se pueden comer a bocados.

El ombligo.

Voy a seguir cuidando de esta higuera a ver si conseguimos que se ponga hermosa y nos dé grandes cosechas.

miércoles, 19 de agosto de 2015

El pis, la orina y las aguas menores

Una cosa que hemos empezado a hacer este verano para cerrar el ciclo de los materiales en el Herrén (cerrar los ciclos es un principio de la permacultura) es recuperar el pis que hacemos para utilizarlo como abono en el huerto.

La orina contiene "cantidades significativas" de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), que son los componentes de los fertilizantes de síntesis (el famoso NPK). Tirar orina por el váter es desperdiciar agua potable (el agua de tirar la cadena), desperdiciar un recurso (NPK y agua, que constituyen la orina) y además contribuye a aumentar los desechos de nuestro pueblo o ciudad. Una vez mezclada con aguas grises y negras (de váter y cocina), ya sólo sirve para contaminar el medioambiente. Y aunque la orina sólo constituye el 1% de las aguas residuales, les aporta el 80% de sus nutrientes (fuente). En resumen: estamos tirando fertilizante por el retrete.

Además, se sabe que la orina activa el proceso de compostaje, así que vale la pena hacer pis en el montón de compost.

El principal problema para recuperar la orina son los prejuicios psicológicos y sociales. Cuando hablas con la gente de recuperar la orina les parece asqueroso, pero cuando les dices que la usas como abono, les parece directamente peligroso. El hecho es que la orina de una persona sana es estéril, es decir, no contiene bacterias ni virus. No recomiendo utilizar la orina de personas con infecciones activas (sobre todo infecciones urinarias, obviamente) ni de personas que estén tomando medicación ni que se acaben de someter a pruebas en las que les hayan hecho ingerir productos marcados o radioactivos.

 Nuestro dispositivo hi-tech para la recuperación de la orina.

Para separar y recuperar la orina se han inventado unos váteres superchulos. Nosotras tenemos uno convencional y como está bien y le quedan muchos años de vida, no lo vamos a cambiar. Simplemente recuperamos el pis del orinal de nuestro hijo (cuando no hay aguas mayores) y el nuestro propio con un vasito, igual que si el médico nos hubiera pedido una muestra para análisis. Haciendo esto, sorprende que se gasten tantos litros de agua para deshacerse de unos vasitos tan pobres de pis. Es algo que sabemos en la teoría, pero verlo con tus propios ojos ayuda.

Todo ese pis va a un bidón de agua viejo que mantenemos cerrado y no hay malos olores. Cuando vamos a regar el huerto (este año estamos regando dos veces a la semana), diluimos el pis por el simple método de llenar el bidón de agua.

Orina diluida.

Hay mucha información contradictoria sobre cuánto se debe diluir la orina: que si 1/4, que si 1/10, que si 1/20. Nosotras vamos a ojo. Estamos empezando y lo que queremos es observar las plantas e ir modificando los métodos según nos vaya. Hay que tener en cuenta que el contenido exacto en nutrientes de la orina depende de la alimentación de cada persona, así que no creo que sea fácil hacer reglas generales.

Una tarea pendiente es educar a la gente sobre este tema. Hace poco vinieron a visitarme mi hermano y mi padre y les sugerí que hicieran pis directamente en el bote (con un embudo) en vez del váter. No hubo forma. Mi hija tampoco está muy contenta con el asunto. No sólo se niega a hacer pis en el vasito, sino que además no quiere que el bidón esté a la vista cuando vienen visitas.

Pero si pensáis que esto del pis es peliagudo, esperad a que haga una entrada sobre el uso de sangre de regla en el huerto, ahí no sólo hay que lidiar con prejuicios sobre el cuerpo humano en general, sino además con la misoginia más exacerbada.

lunes, 17 de agosto de 2015

Tomorrowland: el mundo del mañana

Jo, cómo me ha gustado esta película.

Sí, ésta.

Primera sorpresa agradable: está rodada en Valencia.

En la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Aunque la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un proyecto problemático (y nada sostenible, añadiré), nadie puede negar que bonita, lo que se dice bonita, es un rato. Y como todos los años vamos a Valencia una semanita o dos a visitar familia, pues le hemos cogido cariño.

Y luego está la historia de los lobos que cuenta la protagonista: Hay dos lobos que están siempre luchando. Uno es la desesperanza y la oscuridad y el otro es la esperanza y la luz. ¿Cuál ganará? Respuesta: el lobo al que alimentes.

Aunque podríamos hablar largo y tendido sobre la dicotomía luz/oscuridad y los valores que transmiten, para que esta entrada de blog no se transforme en una enciclopedia simplemente diré soy de la opinión que no hay que gastar tiempo ni energía en lo mal que van las cosas sino en cambiarlas, en construir algo mejor.








jueves, 13 de agosto de 2015

La Universidad Popular de Permacultura

¿Te gustaría hacer un curso de permacultura de dos semanas, con alojamiento en una casa de barro bioclimática y fensui-ada, alimentación ecológica crudo-lacto-vegeto-superchulada, masajes con aceites esenciales en una reproducción de los tradicionales baños galo-romanos del siglo I, prácticas en La Mejor Finca del Mundo (R), cursos impartidos por popes de la permacultura venidos de los cinco continentes y que además te lleves a casa un título chulísimo que te permita dar tú en tu finca un curso similar el año que viene?

A mi sí, lo que pasa es que no tengo el dinero que cuesta la broma.

A veces me parece que los cursos de permacultura están afiliados al Plan Nacional de Transplantes porque cuestan un riñón. Afortunadamente, hay gente que estamos trabajando para que la permacultura sea más accesible. Nosotras, por ejemplo, todos los años ofrecemos un curso de introducción a la permacultura de dos o tres días, con alojamiento y comida incluidos, por sólo 50 Euros. El curso, además, incluye una plaza becada (es decir, gratuita) para agricultores "de toda la vida" de la zona, personas inmigrantes o simplemente el primero que lo pida.

Así que cuando me ofrecieron participar en la Universidad Popular de Permacultura, no me lo pensé dos veces, y dije "SÍIIIIIIIIIIIII".

La Universidad Popular de Permacultura es un proyecto para acercar la información y el conocimiento permacultural a todo el mundo de forma accesible, tanto económica como geográficamente. Si tienes 55 € al año y acceso a Internet, puedes hacer un curso de Empoderamiento Personal en Permacultura, de tres años de duración. El curso consiste en una serie de monográficos que abarcan todos los aspectos de la permacultura, los llamados "pétalos" de la famosa flor.


Estos pétalos, para más señas.

Las personas encargadas de hacer los monográficos, entre las que tengo el honor de encontrarme, se denominan "facilitadoras". No sólo nos encargamos de escribir los monográficos, sino también de ayudar a los participantes ("universitarias") y decidir quién ha superado cada monográfico. Sí, lo siento, pero hay ejercicios y hay que hacerlos bien. No se trata de ir pasando a la gente por el tubito de la universidad para luego expulsarlos por el otro extremo, se trata de ayudar a la gente a tansformarse, a integrar la permacultura en su vida, aquí y ahora, vivas en un piso compartido o en una finca de 10.000 hectáreas. Por eso se llama "empoderamiento personal".

Además, la Universidad incluye la Red de Espacios Vivos, que básicamente son fincas o lugares donde se vive la permacultura (y no donde *se vive de* la permacultura) y que están abiertos a las universitarias para que participen, aprendan, practiquen y aporten lo que tengan que aportar. El Herrén del Cerrado pertenece a la red, aunque como hay goteras en la cabaña... ejem... es un sitio ideal para aprender a poner en marcha un proyecto... ejem... si quieres ver un proyecto en marcha, donde todo funciona y las camas están secas, mejor busca otra finca.

La Universidad también tiene una serie de entidades hermanadas que ofrecen ventajas a las universitarias y en algún momento tendrá una mediateca pero como estoy encargada yo de llevarla, ya os digo que va a tardar.

El curso empezará el día 1 de noviembre de 2015. Podéis apuntaros en el formulario pertinente y si queréis más información podéis mirar la página web.


lunes, 10 de agosto de 2015

Calabazas

A pesar de mi ambicioso plan para la terraza del aparcamiento, veo que este año no lo he explotado bastante. En marzo planté patatas que sobrevivieron la terrible helada de mayo pero ya hace tiempo que están recogidas y casi hemos dado cuenta de ellas. Volví a plantar patatas en el mismo sitio con la esperanza de conseguir otra cosecha pero no creo que haya agua para eso.

Además de las patatas, planté guisantes, que ya están recogidos y pasados, y dos calabazas. Una de ellas se me murió, así que me ha quedado una calabaza sola y triste en la terraza.

Bueno, de triste nada. está feliz.

Esta terraza se llenó con el limo de limpiar la poza, estiércol y hojas secas, así que la calabaza tiene todo lo que le gusta. La verdad es que nunca he tenido una calabaza tan contenta.

Le he cortado la punta porque ya tiene una calabaza en preparación.

Corte de pelo calabacil.

Futura sopa.

A parte de eso, está llena de flores. ¿No son bonitas las flores de la calabaza?

Estrellas de mar, perdón, de huerto.

Este otoño tendré que darle un repaso a la terraza, ya que parece que se ha asentado algo el suelo y las piedras se han movido un poco. Volveré a llenarlo y dejarlo asentar antes de plantar plantas permanentes.

viernes, 7 de agosto de 2015

Orgullo de Barbados

Pues resulta que tengo una amiga que tiene un jardín precioso, con su huerto, su piscina natural con nenúfares y peces, sus gallinas, su compost, su cuerda floja para que las niñas jueguen, su cama elástica, en fin, una maravilla. Un día, el verano pasado estábamos gorroneando su piscina disfrutando de su generosa hospitalidad cuando me fijé en una planta muy bonita que no había visto nunca. Como mi amiga no sabía su nombre ni de dónde venía, cogí semillas y me empapé de la planta para ver si rezándole a San Google podía hacer una identificación.

Al final la identifiqué gracias a mi super enciclopedia de plantas de la Royal Horticultural Society (me encantan los ingleses). Es una Caesalpinia sp. (sp. significa que no he logrado identificar la especie, sólo el género), también llamada "orgullo de Barbados" o, como dijo la hija de mi amiga, "orgullo de barbudos".

Caesalpinia pulcherrima.jpg
Foto de la Wikipedia. La de mi amiga es más bien
amarillo crema y con los pistilos más pequeños.

Las semillas eran las típicas de leguminosa, de seas que tienen una cutícula que impide su germinación. Con la lima de uñas y la ayuda de mi hija, las escarifiqué (que es una forma fina de decir que les limé la cutícula) y las puse en un vaso con papel de cocina y agua, igual que hacíamos con los garbanzos en el cole de pequeños.

100% de germinación, señores, 100%. Si es que... soy tan guay...

Transplanté las plántulas a macetitas y las llevé al Herrén.

La calidad de las fotos de mi móvil me quita el aliento, ejem.

Como era de esperar, algunas han fallecido, pero las que viven están muy bien. Algunas incluso sorprendentemente bien, casi parece que ya han hecho madera.

Esta está que se sale.

Ahora el problema es dónde plantarlas. En principio las planté para sustituir a los arbustos muertos del seto de la piscina. Pero resulta que en realidad no estaban muertos y han rebrotado todos de forma totalmente inesperada y milagrosa. Son foráneas así que soy reticente a plantarlas fuera de la zona 1, a parte de que sospecho que no les va a ir nada bien el frío (mi amiga las tiene pegadas a una pared dirigida al sur). Un buen sitio de la zona 1 sería la fachada sur de la casa, pero taparían las ventanas. En fin, que tengo como un mes para decidir dónde las planto.

miércoles, 5 de agosto de 2015

La yucca (no confundir con la yuca)

Mi abuela, que tiene un jardín que pá qué, me dio hace unos años una plantita de yucca. Yo estaba feliz, porque la yucca se come y además es preciosa con su penacho de flores blancas, y es lo que en jardinería ornamental se llama una planta "arquitectónica", es decir, que tiene una forma espectacular.

Luego, en el curso de permacultura, unas chicas que habían estado en América Latina me dijeron que esa no era la yucca que se come, que ellas habían recogido y comido yucca y que no tenía las hojas así. Mi gozo en un pozo, pero, si no tengo yucca, ¿qué rayos tengo?

¿Qué eres, fermosa plantita?

Así que me puse a investigar y resulta que yo tenía razón y que las chicas del curso también tenían razón. Pero, ¿cómo es eso posible?, os preguntareis. Pues porque *hay dos plantas que se llaman yuc(c)a* y las dos son comestibles. Increíble, ¿no?

En primer lugar, está la mandioca o yuca, que es tal que asín:

Manihot esculenta - Köhler–s Medizinal-Pflanzen-090.jpg
Imagen de la Wikipedia.

Con cuya raíz se hace una harina que mi estimada esposa usa para hacer bolas de queso al estilo brasileño y que yo siempre he llamado "mandioca".

Y después está la yucca, que es tal que asín:

Yucca schidigera blooming.jpg
Foto de la Wikipedia

Y que es la que yo tengo y he conocido siempre como "yucca". Dice la Wikipedia:

Su atractivo aspecto y rusticidad —al ser nativas de regiones áridas y aptas para la conservación del agua, requieren poco riego— hace que las yucas se cultiven ampliamente como ornamentales; aunque los tallos y frutos de muchas especies sean comestibles, es raro su uso en ese sentido.

¿No es maravilloso? Rústica, requiere poco riego y se come. Pero en mis investigaciones, he descubierto que la yucca es mucho más. Fijarsus:

1. Como ya he dicho, el tallo, la flor y el fruto se comen: Aquí un compañero de Infojardín da mucha información y vínculos con recetas.

2. Se le llama "la planta del champú" o "la planta del jabón" porque la raíz y las hojas tienen un jabón natural. Aquí un artículo sobre cómo hacer jabón y champú con raíz de yucca.

3. Se puede hacer cuerda con las fibras de las hojas. Aquí un chico muestra cómo hizo una cuerda con una hoja de yucca.

Como a los aloes les va más mal que bien y la yucca, que está en el mismo sitio, está feliz, puede que cambie los aloes a otro sitio y dedique ese rinconcito a la yucca. Ya veremos.

lunes, 3 de agosto de 2015

A las ricas peras

Después de una primavera movidita, el peral está yendo muy bien y dando peras por primera vez desde que lo conocemos.

Peras

Las peras cercen despacio y están muy rojas. Al parecer es porque el árbol está un poco despoblado y les da mucho el sol, no significa que estén ya listas para comer.

Son bastante grandes.

No sé de qué variedad pueden ser, a ver si alguien se anima a identificarlas.


Sigue habiendo el hongo de la última vez, pero no se ha extendido y el árbol va bien, así que no voy a intervenir.

Hongo

Además, el peral ha sacado una rama nueva. Le he atado una cuerda con un peso para que crezca en horizontal, porque las ramas horizontales dan más fruto.

No sé si se ve bien la cuerda y el peso.