viernes, 27 de noviembre de 2015

Flores de otoño

Yo venga que venga con lo que el otoño es la segunda primavera, pero no es que me lo haya inventado es que, ¿veis? lo dice la Madre (Naturaleza).

Rosal silvestre a mediados de noviembre




Rosas y escaramujos en una misma planta, qué hermoso es vivir.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

La primera helada 2015

La primera helada de este año en el Herrén ha caído en la segunda semana de noviembre, una semana más tarde que el año pasado.

En huerto está en una de las zonas más frías del Herrén y media mañana, cuando por fin pude hacer fotos, todavía había escarcha en las plantas.




Y mientras tanto, ¿cómo iban las cosas bajo la manta térmica?



Pues muy bien, gracias.




Tanto la manta como la estructura están bien, a pesar del viento que ha estado haciendo estos días.



Veremos a ver cómo aguanta las verdaderas heladas, las asesinas, que están por venir.

lunes, 23 de noviembre de 2015

El asunto día de Perséfone

Después de publicar la entrada sobre los días de Perséfone que, para entendernos, definen cuándo deja de haber suficiente luz para que las hortalizas se desarrollen, y de habérselo contado a toda la gente provista de orejas que tenía la mala fortuna de pararse más de 5 segundos a mi lado, la gente me bombardeó con exclamaciones tipo "¡Ah! Por eso se me dan tan mal las coles.", "¡Oh! Qué guay eres, Lucía." y largos etcéteras.

Pero, pero, algunas personas me dijeron que sus hortalizas seguían creciendo y madurando después del 8 de noviembre. Así que me puse a investigar. Aproveché que el curso de Jairo Restrepo estaba literalmente plagado de hortelanos para preguntarle a la gente si sus hortalizas seguían desarrollándose en noviembre y diciembre y varios de ellos me dijeron que si no hacía frío, sí.

Bueno, hemos tenido un mes de noviembre bastante bueno (hasta hace dos días, claro) y he podido constatar que mis plantas han seguido creciendo y desarrollándose a pesar de haber pasado el día de Perséfone.

Veamos las pruebas documentales:


Huerto de la terraza del aparcamiento a principios de mes (10 nov 2015)

Y aquí a mediados de mes (17 nov 2015)

En sólo 7 días, el crecimiento ha sido impresionante. Pero crecimiento no es desarrollo, ¿verdad? Desarrollo implica que algo se transforma, mientras que crecimiento es sólo lo mismo que antes, pero más grande. Así que la pregunta es ¿hubo desarrollo después del día de Perséfone?

Pues sí. Veréis, cuando limpié las plantas de guisante muertas de la terraza del aparcamiento, encontré que una tenía una ramita verde y la dejé in situ. Durante el mes de septiembre, la planta creció y creció y al llegar el día de Perséfone tenía un par de flores. Yo la dejé tal cual, para observar qué pasaba.

Guisante cometodo con un par de flores a 10 de noviembre de 2015.

Y a día 17, ¿qué encontré?

 Pues sí.





Guisantes, guisantes y flores. Esto es desarrollo y lo demás son tonterías, queridos lectores. Y significa dos cosas:

1) que tengo que replantearme lo de los días de Perséfone, y

2) ¡¡que puedo tener guisantes como cultivo de otoño!!

Y todo gracias a mi maravillosa terraza del aparcamiento. ¿Os he dicho ya lo orgullosa que estoy de ella?

Pues sí.

Para algo que me sale bien.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Seguimos cosechando

El huerto de otoño es el mejor, es el mejor.
El huerto de otoño es el mejor, es el mejor.
Pasar del riego mola mucho.
Todo está verde y muy cuco.
El huerto de otoño es el mejor, es el mejor.

(Cantar con la música del clásico "Yo para ser feliz quiero un camión)

Las últimas tomateras, colgaditas a ver si maduran los tomates.

Son fermosas.

Cosecha de un día con esfuerzo cero.

El huerto de otoño es el mejor (es el mejor).

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Adios, plástico malvado

Por fin, por fin, tras mucho esfuerzo y bolsa de basura, nos hemos deshecho de los restos de plástico del invernadero.

Qué bonito, limpio y verde. No parece el Herrén.

Ya hemos comprado los tubos para sustituir a los rotos o faltantes y ahora estamos a la busca de abarcones, una piezas muy interesantes que no encontramos en ningún sitio de la zona. Si la cosa sigue así, tendremos que comprarlos online.




Este invernadero llevará bocashi según la receta del Sumo Alquimista.

lunes, 16 de noviembre de 2015

De vuelta entre los vivos

Estoy recuperándome de tres días intensos de curso con el Sumo Alquimista Jairo Restrepo.



El curso lo organizó ARI, una gente que hace cosas muy interesantes. Aprendí tanto, que si me sacudes se me sale el saber por las orejas.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Una mantita para el frío

El huerto está esplendoroso, pero me da miedo que vengan las primeras heladas y lo maten así que he decidido ponerle una mantita.

Lo primero que hice fue coger un tubo que encontré hace un año o así en la basura y cortarlo en trozos de 2 m de longitud. Luego pinché en el suelo unos palitos de hierro de esos que se usan en construcción (tienen un nombre, pero no lo recuerdo) a intervalos regulares a ambos lados del bancal. Usé los palitos para fijar el tubo, por el simple método de colocarlos en la parte del palito que sobresale de la tierra.

No sé si me explico, pero el resultado final fue éste:

A ver si podéis ver los arcos de tubo viejo entre la maleza.

A continuación me deshice de las plantas que ya no producen y planté espinacas. Están muy pequeñas y como hemos pasado nuestro día de Perséfone, no creo que crezcan mucho más. Mi esperanza es que si sobreviven el invierno nos den de comer a finales del invierno o principios de primavera.

Planta que te planta


Después colocamos una manta térmica por encima de los aros. Elegimos la manta por dos motivos:

1) permite el paso del aire, así que si hace mucho calor durante el día no hay necesidad de abrir el túnel para que las plantas no se mueran de calor, como ocurre con el plástico. Estoy es muy importante en el Herrén porque no vivimos ahí y porque en invierno se alcanzan temperaturas muy altas durante el día.

2) permite el paso del agua así que mientras llueva de vez en cuando no habrá que regar. De todas formas, hemos dejado el riego por goteo por si acaso.

La principal desventaja de la manta térmica, a parte de que hay que comprarla, es que es frágil. También nos da miedo que se la lleve el viento.

Sólo hemos cubierto la mitad de uno de los bancales. Hemos plantado lechuga, acelga, ajetes y espinacas tanto fuera como dentro del túnel. La idea es comparar los resultados y si vemos que lo del túnel funciona bien, ampliaremos al resto de los bancales.

Lo hemos hecho bastante bajito a ver si aguanta bien el viento.

La manta está fijada a los tubos con unas pinzas bastante fuertes y en las dos cabeceras con unas cajas vintage de refrescos en las que pusimos unas grandes piedras después de hacer estas fotos.

Las cajas vintage también son de la basura.

Dentro del túnel, las lechugas et al parecen felices.



A ver qué tal.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Ayudadme a identificar este arbusto **Identificado como torvisco (Daphne sp.) por Ana Martín**

Este fermoso arbusto que crece en el Herrén y está en flor desde que remitió el verano, tiene un nombre que alguien me dijo una vez, pero que no recuerdo. 










¿Alguien lo conoce?

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Por el Herrén

Bueno, como no he tenido tiempo de escribir nada sobre los sectores temporales del Herrén ni el diseño, os voy a dar un paseillo por el Herrén. ¿Os venís?

Espinacas 

 Patatas felices

 Creo que es un champiñón.

 Otra seta.

 Estas plantitas están saliendo en todas las zonas con muy poco suelo.

 Y más setas.

 Todavía no hemos cogido las calabazas.

 Las echevarrías son felices en la jardinera del nectarinero.

 Uno de los filadelfius que plantamos el primer año está despegando por fin.

Y más setas.